viernes, 4 de noviembre de 2016

Los medios se hacen eco


¡Por fin se han atrevido! Este valiente diario de Pedro J. Ramirez narra numerosos testimonios de experiencias de muerte clínica. El tema está en la calle :)

Ver artículo

domingo, 20 de marzo de 2016

Testimonios de musulmanes


Las experiencias post-mortem no dependen de las creencias religiosas ni de la educación recibida. Así lo atestiguan los testimonios de musulmanes que abundan en la Red



Para traducirlo, pinchar en "... Más" al pie del vídeo y copiar la transcripción para traducirla con el traductor de Google

Muchos otros están teniendo sueños y visiones.... hasta un miembro de Hezbollah!













El poder de una oración


"... y todo el que invoque el nombre del Señor será salvo". Así se nos ha prometido y así se cumple, una y otra vez en los testimonios de quienes lo han vivido. Como éste, por ejemplo:



Y no sólo su propia oración, sino también la de los demás, como en este caso:



sábado, 16 de enero de 2016

Testimonio de un presidente de Colombia


Los testimonios de vida después de la muerte son cuestión de credibilidad. Como decía Dios en la parábola del rico Epulón, «Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, tampoco se convencerán aunque uno resucite de entre los muertos». Y efectivamente muchos no QUIEREN creer en la veracidad de tantos testimonios como mostramos aquí porque dudan de la fiabilidad de la fuente. Por eso queremos aportar un testimonio que reúne los requisitos necesarios para ser creible, el de un presidente del gobierno de una nación: Colombia. Aquí lo tienen:

viernes, 1 de enero de 2016

El Rio de la Vida


Esto es lo que le ocurrió a Mickey Robinson cuando su avión se estrelló mientras hacía paracaidismo y tuvo una experiencia de muerte clínica. Esta experiencia cambió totalmente su vida, hasta entonces apartada de Dios. Lo que narra aparece en Apocalipsis 22:1 como "el río de la Vida".



Y cuando Dios salva, regenera todo . Como dice Jesús, "Yo hago nuevas todas las cosas" Apoc. 21:5



La veracidad de este testimonio está corroborado por numerosos estudios científicos, como ÉSTE